Proyectos: API python para tuenti, tuenpy

Últimamente me ha empezado a picar el tema de desarrollo de redes sociales y una de las cosas que más hacen falta en una red social es la capacidad de conexión con otras redes sociales. De ahí que cada una tenga a disposición una API pública, en la mayoría de casos, para poder comunicarse con el resto de redes de su especie. Desde poder buscar amigos de una red social en otra como poder interactuar en los contenidos.
Cuando empiezas a crear una red que encima está muy localizada, ya sea regionalmente o por la temática, el interés máximo es conectar con otras redes de tu entorno. Un claro ejemplo es tuenti en España. Que a base de invitaciones ha logrado una comunidad impresionante. Se podría decir que se han distribuido tan bien las invitaciones como aquellas de Gmail.com antes de que se abriera definitivamente como ahora.
La red social en la que estoy trabajando últimamente, mymem.mobi, está escrita en python y aunque ya tenemos implementadas bastantes conexiones, aún nos faltaba la parte de tuenti. Tras buscar y rebuscar no hemos encontrado nada, así que hemos decidido empezar a realizar un desarrollo no oficial que nos permita conectar nuestras aplicaciones python con tuenti. En este caso se trata de tuenpy.
Lo empezamos con licencia GPLv3 y esperamos tener un fructífero desarrollo del que iremos contando cosas según vayan surgiendo. Otro día hablaremos de mymem que también pinta muy bien.
Sigue leyendo


{lang: 'es'}

Commits durante el EBE

No hay nada mejor que hacer durante el EBE que un par de commits, en alguno de ellos se coló un set_trace para variar. Normal ¿no?. Estoy intentando atender a la conversación de GYM, donde están hablando ahora de censura y control de la publicidad.
Con tanta distracción, lo raro es que el código funcione.


{lang: 'es'}

En directo desde EBE

Estoy escribiendo un post desde el salón del Evento Blog. En la mesa / conferencia del trío de reyes de Internet, Google, Yahoo y Microsoft. En este momento, acaban de darle un toque sobre el tiempo que lleva hablando al colega de Microsoft.
Espero que haya más posts durante la tarde


{lang: 'es'}

Historias en el autobús

De camino a mi casa, en el autobús que cojo para volver desde el trabajo, conseguí un asiento al lado de una persona bastante mayor. Hasta aquí todo normal, no cojo asiento todos los días, pero tampoco tendría nada de espectacular.
Sin embargo, a los pocos minutos el autobús, de la línea 27 de urbanos de Sevilla, se pone en marcha y conseguimos salir de La Plaza de la Encarnación y yo con mis auriculares puestos escuchando alguna emisora de radio con informativos. Pasamos Calle Imagen, entramos en Almirante Apodaca, y paramos en el semáforo. En este momento, la persona de unos 80 años de edad que estaba al lado, empieza a hablarme como si fuese un “nieto” desconocido, con el tono de amabilidad que suelen hablar las personas mayores justo antes de empezar a contarte sus curiosas batallitas de infancia o de la guerra civil, de la mili …
«Mira, ¿ves esa tienda de la esquina?» – señalando a una tienda casi en la esquina de la Calle de Francisco Carrión Mejías. «Ahí, justo ahí, había un bar llamado 6.40pesetas, pues cuando yo era joven, un niño, te estoy hablando de hace unos 75 años, pasaba por ahí un guardia todas las tardes al final de su jornada a tomarse su copa de vino y este caballero», remarcándolo de un poco irónico ,«traía también a su caballo y pedía una copa de vino para él y medo cubo de vino para su caballo, que se tomaban muy gustosamente… Bien pues todos los niños del barrio esperábamos a que saliera porque el caballo salía siempre mareado, con las patas daleadas e incluso alguna vez, el guardia, con su borrachera y la del caballo, acabó en el suelo, ante las risas de nosotros, los niños» – terminó de hablar el viejo.
Tan educado, como que me pidió perdón por si me había interrumpido o molestado la historia, siendo completamente al revés, estaba encantado, la forma en la que lo contó, no tan plana como la he contado yo, pero de una forma como si estuvieses leyendo un libro infantil, te hacía prestar un especial interés.
No es de las primeras veces que me hablan de sus historias de infancia o cualquier otra cosa, algún que otro jubilado en el autobús. Pero lo extraño de esta vez, es que la conversación se quedó ahí, poco más que una historia graciosa. Es curioso, porque normalmente, cuando se empieza una conversación de estas, no se termina hasta que no te bajas del autobús, pero esta conversación, en este caso, parece muy apropiada para un relato corto.


{lang: 'es'}

Cuidado con la carretera…

No, no me ha pasado nada a mí, ni a nada mío. Pero hoy, dando una vuelta por la sierra me he encontrado con 2 accidentes. Uno de ellos parecía bastante chungo. En el primero, antes de llegar a El Pedroso, una moto, una Suzuki, en el suelo, en la cuneta y sin una rueda, pero por lo menos, el motorista estaba de pié. El segundo, pasando la Rivera del Hueznar y antes de llegar a Constantina. En una de las tantas curvas cerradas y sin visibilidad que hay en la carretera. En este estaba la policía y una ambulancia, y trozos de lo que parecían dos motos. Y no es la primera vez que veo estas cosas en esta carretera.
Las vías de la Sierra Norte de Sevilla se han convertido en un circuito de carreras para algunos motoristas, hasta el punto de que en alguna curva te pueden poner en peligro a ti, al que viene de frente y a él mismo.
Hay otros muchos motoristas que son más conscientes de lo que llevan, adelantan donde deben, en rectas con visibilidad y no en curvas donde el máximo aconsejado es 50 y ellos van a más de 80-100.
Y es que un paseo por la sierra es muy bonito, pero hacerlo para matarse como que no me parece muy buena idea.


{lang: 'es'}