Clonando máquinas virtuales con virt-clone

En el post anterior, Creando una imagen plantilla de Debian y derivados para kvm, ya vimos lo fácil que era crear imágenes de sistemas virtualizados a través de imágenes skels o plantillas y concluíamos creando la máquina mediante virt-install. También comenté que era posible realizarlo con virt-clone.

Virt-clone aún no soporta el tratamiento de snapshots o backing image directamente. De momento, lo que sí que podemos hacer si ya tenemos la imagen creada y el dominio virtualizado disponible en libvirt es invocar al clonado, indicando que queremos preservar los datos de la imagen destino. En nuestro caso, la imagen destino la indicaremos nosotros y se correspondeerá con la imagen del sistema nuevo.

Como ventajas tenemos que copiaremos los datos de ram, cpu, tarjetas de red, contexto selinux/apparmor y el resto de configuraciones del dominio xml asociado a la máquina virtual. Por tanto, resulta interesante principalmente para máquinas con muchos añadidos de configuración.

Sigue leyendo


{lang: 'es'}

Creando una imagen plantilla de Debian y derivados para kvm

¿Qué es una imagen plantilla?

Imagen Skel, plantilla, Imagen Gold, template, Appliance, base, .. todo estos términos se acaban refiriendo a lo mismo. En los sistemas de virtualización más habituales, tenemos la posibilidad de guardar el disco duro del sistema virtualizado en nuestro propio disco duro en una imagen que habitualmente contiene unos metadatos de información como por ejemplo el tamaño del disco y además contiene lo que sería equivalente al disco duro físico de la máquina virtual. Existen múltiples formatos de imagen de disco como vmdk, vdi, raw, qcow2 o qed. En nuestro caso, vamos a usar qcow2 y porque es el formato más estable para el sistema de virtualización que vamos a usar, libvirt con kvm.

Si solemos trabajar con sistemas virtualizados, es bastante habitual tener múltiples máquinas con una misma versión de debian, aunque luego tengan software diferente. También puede resultar que tengamos todo el sistema y una aplicación desplegada en muchas máquinas, de forma que luego solo hacemos algunas personalizaciones sobre la aplicación. Es decir, que realmente estas máquinas comparten mucha información como sistema operativo y aplicaciones. Intentar evitar la repetición de información compartida es el objetivo de las imágenes gold o plantillas. Pero no solo por evitar la duplicidad de información, sino para conseguir ahorrar tiempo en la creación de nuevas máquinas virtuales de características similares.

A continuación veremos una forma de reducir drásticamente el tiempo de creación de nuevas máquinas virtuales a través de imágenes plantilla.
Sigue leyendo


{lang: 'es'}